Google+ Badge

domingo, 8 de mayo de 2016

EL AMOR IMPOSIBLE DE ADOLF HITLER



.EL AMOR IMPOSIBLE DE ADOLF HITLER.


-UNA BELLA SOBRINA.

 Mucho se ha escrito sobre la relación de Adolf Hitler con las mujeres. Con la ayuda del libro de Heinrich  Hoffman (Fotografo  de Hitler, y amigo personal)  vamos a  desvelar el verdadero amor del Furher. Su sobrina Geli Raubal.

 Angelica Maria “Geli” Raubal nació en Linz  Austria en 1908. Era hija de la hermanastra de Adolf Hitler. El padre de Hitler se caso tres veces, y Hitler fue el hijo de su última esposa Klara Raubal.
 Geli  tuvo dos hermanos, Leo (  a quien Hitler se negó a evacuar de Stalingrado)  y su hermana Elfriede.

 La vida de la sobrina de Hitler hubiera transcurrido en la más absoluta normalidad, pero dada la popularidad de su tio. Impulso  a su madre a estrechar lazos con él. Llegando a Munich a mediados de los años veinte.

 Hitler  intento mantener ciertas distancias con su familia, no le gustaba el nepotismo, y como  solía decir  un hombre grande difícilmente tiene un hijo con sus mismas cualidades”. Por eso  renegaba del matrimonio y comentaba que su única esposa era Alemania.

Pese a todo la hermanastra de Hitler llegaría a ser ama de llaves en el Obersalzberg (la residencia que tenia Hitler en Bestergarden).  

 
  "Geli tenia 17 años menos que su tío"

Hitler quedo embriagado ante la presencia de su sobrina, ` pronto empezó a llevarla a las charlas de café donde se reunía con los antiguos miembros del partido.  La joven con su inocencia, hacia las delicias de aquellos hombres ya veteranos.

.AMOR Y OBSESION.

 Geli  tenía un poder hipnotico sobre Hitler, incluso llego a llevarle de compras,  largas tardes donde Adolf tenía que ver como su sobrina se probaba sombreros y vestidos que luego no solía comprar.

La pareja iba al teatro, a la opera, y  Geli edulcoraba el  carácter de su tío. Tanto es así que algunos miembros del partido se quejaban por la  dejación de Hitler en las actividades políticas.

En 1927, Hitler era ya tremendamente popular y cuando pisaba un café se veía rodeado de miembros del partido y admiradores, cuando podían la pareja se escapaba a pintorescos lugares de Baviera.

Cuando Hitler  adquirió su residencia en el 16 de Prinzregentenstrasse, se llevo a Geli con él. Pero la comodidad de la residencia pronto tuvo un precio, y era el control cada vez mas asfixiante que Geli  sufría por parte de su tío.

Aunque Hitler la adulara y llegara incluso a poner a su disposición un maestro de canto, la  joven sentía que era una prisionera. Rara vez podía ir al cine o al teatro sin una “carabina”, y Hitler vigilaba todas sus relaciones.

Según le dijo a Hoffman “su trabajo era velar por ella y no estaba dispuesto a que cayera en los brazos de cualquier aventurero”.

 Cuando  Hitler sorprendió  a Maurice uno de  sus conductores coqueteando con Geli, entro en tal cólera que este pensó que iba a matarle.

Mientras Geli languidecía en su “jaula de cristal”, por un lado Hitler no pensaba casarse con ella, y por el otro tampoco la  dejaba conocer a ningún otro hombre.

El 17 de Septiembre Hitler partió junto con Hoffman  en un viaje por el norte. Cuando pasaron Nuremberg, un coche paso al lado del mercedes de Hitler y le indico que parara, “ Hess quiere hablar con usted”.

Cuando Hitler se entero de que su sobrina se había disparado  en el corazón con su propia pistola languideció. Según  Hoffman, “solo vi ese rostro en 1945, en su bunker de Berlin”.


 
 " Hitler amaba tanto a Geli que ordeno que se pintaran
  cuadros usando sus fotografias y que no tocaran su habitacion"

 Ordeno a su chofer volver a  Munich a toda velocidad. Durante las siguientes horas Hitler destrozado se mantuvo en soledad.  La madre de Geli  quiso enterrar a la joven en Viena. 

Hoffman y Hitler se retiraron a una villa en Saint- Quintin  para pasar el  luto.  Hitler estaba tan afectado que su chofer Schreck le robo su pistola para que no hiciera ninguna locura. Ambos hombres estuvieron juntos 48 horas, mientras enterraban a Geli en Viena.

Su tio fue a visitar su tumba, y mientras regresaba en el coche camino de Munich. Se Volvio a Hoffman y le dijo “ ahora vamos a continuar la lucha, una lucha que debe acabar en un triunfo y asi acabara”.  

Fuentes.

 Libro . Yo Fui amigo de Hitler. Heinrich Hoffman
             Wikipedia.