Google+ Badge

martes, 7 de junio de 2016

ALEJANDRO FARNESIO Y LA TOMA DE AMBERES.



  ALEJANDRO FARNESIO Y LA TOMA  DE AMBERES.




 Juventud.

  Hijo de  Margarita de Parma y de Octavo Farnesio, Duque de Parma.  Alejandro era nieto del emperador  Carlos V y sobrino de Felipe II. Nació  en Roma  en 1545, y su destino era el oficio de las armas.

Siendo jovencito fue educado  en  la universidad de Alcalá, Donde tuvo contacto con su tíos Felipe II y sobre todo con su inspiración don Juan de Austria.

Cuando tenía veinte años se caso con María de Portugal en Bruselas, con quien tuvo cuatro hijos.  Después partió hacia la corte.

La amenaza turca que se extendía por el mediterráneo  obligo a los reinos cristianos a encomendar a don Juan de Austria  el mando de la flota que lucho contra el infiel en la batalla de Lepanto en 1571.

El triunfo de la  Santa liga, freno a los turcos y su comandante se granjeo gran fama en las cortes europeas. En esta victoria Alejandro Farnesio se fogueo y aprendió  el agridulce precio de la gloria militar.


 
La batalla de  Lepanto mostro las cualidades de
 Alejandro Farnesio en la batalla.



Con su tío en Flandes.

  A la muerte de Luis de Requesens  (1576) , Felipe II  nombro a   don Juan  de Austria gobernador de Flandes , la  provincia era un avispero  de guerras contra la corona española, el lugar ideal para que los hombres valientes mostraran su valía en la batalla.

 En el año de nuestro seños de 1577, Alejandro Farnesio y 6000 hombres de  los Tercios se unieron a don Juan de Austria en Flandes.
  
Mientras los hombres de  Guillermo de Orange propagaban pequeñas batallas y pillajes. Pronto partió  Alejandro a presentar batalla  en Glebloux. Los osados  soldados de los estados generales fueron masacrados por la caballería española, que venció tras solo hora y media de batalla, Tras la lucha don Juan y Alejandro entraron victoriosos en la  ciudad de Namur.

Quiso dios llevarse a don Juan de Austria en 1578 (pereció víctima del tifus), para dejar  el mando a  don Alejandro Farnesio.   Pero no solo las armas hacen grandes a los hombres de estado .  En 1579 consiguió mediante  la Unionde Arras,  debilitar las fuerzas de Guillermo de Orange y lograr que las provincias del sur volvieran a la obediencia  a Felipe II.

Alejandro partió en pos de la victoria definitiva y tras controlar  Artois, lanzo a sus hombres hacia Amberes.  Dunquerque ,Ypres  y Brujas fueron cayendo por el camino  en manos españolas  que estaban cercenando  el poder de las  17 provincias rebeldes.

En 1584, la ciudad de Amberes contaba con una población de 100.000 habitantes y estaba protegida por el  rio Escalda que impedía un acceso  directo a la ciudad.

El rayo de la guerra.

 En julio de 1584, las tropas españolas pusieron sitio Amberes,  la ciudad estaba protegida por un gran foso y baluartes defensivos.  Para asaltar la posición  los españoles construyeron un puente de casi un kilometro que unía las provincias de Brabante y Flandes, la obra fue todo un despliegue de ingeniería militar, y por si alguien tenía la “tentación”  de destruirlo estaba protegido por cerca de 100 piezas de artillería.

 
Puente de Alejandro Farnesio


La construcción del puente de Farnesio duro cerca de 7 meses  mientras la ciudad era un hervidero de rumores y bulos sobre la crueldad de las tropas españolas que la rodeaban.

Los españoles fueron avanzando poco a poco mientras los cercados esperaban refuerzos,  y vituallas.   El puente fue atacado con barcos explosivos, y los españoles sufrieron fuertes bajas, pero no cejaron en su empeño, y construyeron un contradique.

Los holandeses juntaron una flota de 160 barcos a las ordenes de Justino de Nassau (hijo de Guillermo de Orange) y atacaron el puente,  pero  se estrellaron contra las posiciones españolas, y por si fuera poco los tercios asaltaron los barcos flamencos y entraron en lucha cuerpo a cuerpo, al final de la batalla los rebeldes habían perdido 25 barcos y 3000 hombres.


 
Los tercios españoles tuvieron la supremacia
en el campo de batalla durante casi 150 años.
 

Esta victoria fue decisiva ya que la moral de los defensores se esfumo, y pensaron en salvar el pellejo y la hacienda ante la ira de los hispanos. En agosto de 1585 la ciudad se rindió. Se cuenta que Felipe II  despertó a su hija con la noticia durante la noche “nuestra es Amberes” .

Las celebraciones duraron más de tres días con una inmensa comilona encima del puente español sobre el rio Escalda.

 Alejandro Farnesio fue condecorado con el Tolson de Oro. Y sus hombres de los tercios cobraron por fin tras 3 años de demora.



                            Si te ha gustado el articulo.  ¡ Compartelo!

Fuentes.
Enciclopedia el mundo.
Wikipedia.