Google+ Badge

martes, 21 de junio de 2016

RASPUTIN



RASPUTIN.


                           
 

“Si muero por mis hermanos los campesinos rusos, no tiene nada que temer, si sus relaciones causaron mi muerte, nadie de su familia permanecerá vivo mas de dos años, todos serán asesinados por el pueblo ruso”.


 Profecia de Rasputin a Nicolas II







Juventud.

Grigori Yefímovich Rasputín, nació en enero de 1869, en Pokróvskoye  pequeña aldea de Siberia. Sus Padres poseían tierras y caballos, y trabajaban muy duramente como toda la gente del lugar. 

Rasputín apenas conto con instrucción escolar y siempre fue un chico especial, era alto espigado, con el pelo castaño, y unos grandes y penetrantes ojos azules.  Cuando tenía 8 años fue con su  hermano  Dimitri a bañarse a un lago cercano. Dimitri se  introdujo demasiado en las aguas y pese a que lo sacaron del agua, murió de pulmonía a los pocos días.

El pequeño Rasputín quedo desolado y estuvo más de dos  años casi sin hablar,   le gustaba estar solo, o con los animales. A veces caía al suelo y decía que veía  visiones. Según crecía empezó a tener una  pasión irrefrenable por las mujeres.

Desde  adolescente, Rasputín perseguía y cortejaba a todas las chicas del pueblo, y en muchas ocasiones era correspondido. Lo que le empezó a granjearse la enemistad de muchos de los hombres de la aldea.

Cuando contaba con 19 años Rasputín se caso con Praskovia Fiódorovna (con la que tendría tres hijos), parecía que  sentaba la cabeza por fin.  

 Sin embargo el hecho de estar casado no detuvo sus apetitos sexuales, y  seguía persiguiendo mujeres ya  fueran solteras o casadas. Seguía siendo un joven peculiar decía que leía la mente y sanaba con las manos.

El Rasputín casado empezó a beber más de la cuenta,  y robaba cosas de poca importancia, comenzó a tener peleas con los hombres del pueblo, así que decidió hacer una peregrinación para expiar sus pecados.

 Se dirigió al monasterio de Verjoturye,  donde pronto empezó a conocer los ritos y las escrituras.  Pero el ambiente encorsetado no era del agrado de Rasputín que decidió unirse a una secta emergente los jlystý (flagelantes).

Los flagelantes pensaban que para lograr la salvación había que sufrir,  a la vez no dudaban en organizar grandes orgias, donde abundaba los que más le gustaba a Rasputín, las mujeres.

 Tras meses de desenfreno y rezos, Rasputín conoció al padre Macario que logro aparentemente atraer a Rasputín al redil. Volvió a su pueblo con unos hábitos de monje su mirada penetrante, y  hablando en parábolas bíblicas.



 
 "Rasputtin, decia tener visiones y poderes 
 hipnoticos"

En la corte.

Rasputín partió de nuevo de su aldea, y con otros monjes empezó a peregrinar por la inmensa  Rusia,    conoció a todo tipo de gente, y pronto se hizo un autentico experto en los comportamientos humanos.

En 1905, los caminos llevaron a  Rasputín a San Petersburgo, la capital de la Rusia de los Romanov, la  ciudad abrió  sus puertas  a este extraño monje con ojos hipnóticos. Y es que era un hombre especial  apenas distinguía entre clases sociales, y tenía una forma de hablar tan directa que tuteaba  de igual forma a un noble que un tendero.

Pronto  aquel monje descarado empezó a llamar la atención del círculo íntimo del Zar, y lo empezaron a invitar a fiestas. Pero la corte tenía un gran secreto.

Alexandra la zarina vivía obsesionada, con su hijo varón Alexei, que portaba una enfermedad que ponía en  riesgo su vida. El niño padecía  hemofilia, y bastaba cualquier hemorragia o golpe para que su vida corriera peligro. Una tarde cuando el  pequeño Alexei se encontrada en cama junto a su madre   se invito a Rasputín a ver al niño.



 

El joven Alexei padecia Hemofilia,
bastaba un golpe para tener una 
hemorragia interna  que le producia 
unos dolores horribles. Termino sus dias
asesinado junto a toda su familia por los
bolcheviques.

 

El extraño monje se acerco a la cama y pellizco cariñosamente, la nariz de Alexei, el niño abrió los ojos y vio la profunda mirada azul de Rasputín. La mejora de la salud del  chico fue casi inmediata.

A partir de ese día la presencia de Rasputín  en el circulo mas intimo del Zar empezó a ser más frecuente, y su amistad con la zarina  se convirtió en un cumulo constante de rumores maliciosos.


La guerra.


  Durante más de diez años, Rasputín sirvió como curandero real, tenía la capacidad de mitigar las crisis de Alexei,  y la zarina lo protegía por ello, la gente nos sabia porque aquel medio monje, era el preferido real. Ya que la enfermedad del niño era un secreto de estado.

 
Por otra parte los usos y costumbres de Rasputín, no habían cambiado en absoluto. Seguía persiguiendo mujeres y emborrachándose, con el beneplácito real.

Cuando  en el verano de 1914, el heredero del imperio austrohúngaro Francisco Fernando fue asesinado en Sarajevo, condujo a las alianzas europeas a la primera guerra mundial.

 Por una parte estaba la Entente, con Francia Inglaterra y Rusia principalmente, y por otra la Triple Alianza,  Alemania el Imperio Austro húngaro, y Turquía.

Los jóvenes europeos fueron arrastrados a la hoguera de la guerra, que devasto Europa.  Rasputín vio los acontecimientos desde la cama ya que una antigua amante   le había clavado un cuchillo y casi  acaba con él.




 
 Rasputin siempre se opuso a la guerra, y vaticino que seria el
fin de Rusia.

Rasputín tardo meses en recuperarse de sus heridas, y cuando lo hizo sufría fuertes dolores.  Se volvió más taciturno y violento.   La zarina estaba espantada ante la posibilidad de perder a su hombre milagro y  dispuso a la policía que lo vigilase para evitar  nuevos atentados.


 Mientras la marea de la guerra continuaba, la idea del Zar de enfrentarse a las tropas alemanas estaba siendo una catástrofe, mal equipado y pesimamente entrenado las tropas rusas sucumbieron en la batalla de Tannenberg.


En San  Petersburgo, Rasputín  que siempre se había opuesto a la guerra ,era tildado de traidor por muchos consejeros del Zar. Además se emborrachaba más que nunca,  llegando a sacar el “pene”  en alguna taberna.

Para 1915 más de 500.000 rusos habían muerto, las madres lloraban lágrimas negras de miseria y odio,  el propio Zar partió a dirigir a sus tropas en el frente
.
En San Petersburgo, dejaba a la Zarina,(que encima era de origen alemán) y a  Rasputín que era el chivo expiatorio de todo el mundo.


 
 
Las viñetas mofándose de la familia real 

eran frecuentes antes de la revolucion.




 

La última fiesta.

 Cada mes que pasaba no hacía más que refrendar la posición de Rasputín en contra de la guerra,  para los asesores del Zar era una pésima  influencia para Rusia y su política. Por si fuera poco  los servicios de inteligencia de una potencia extranjera habían puesto sus ojos en el.

Desde Gran Bretaña, la idea de que Rusia saliera de  la guerra era inaceptable. Entre  otras cosas porque les obligaría a luchar con más de 2 millones de soldados alemanes que estaban en combate contra los hombres del Zar y que serian liberados de este conflicto en caso de un acuerdo de paz.

Había que silenciar a Rasputín y había que hacerlo pronto, pero debían esquivar la protección de la  Zarina sobre su favorito. El ardid que usaron los conspiradores, no fue muy original  pero si muy eficaz.

El príncipe  Felix Yusupov, le invito a una fiesta  con comida alcohol y mujeres, vamos lo que más le gustaba a Rasputín. Se ha rumoreado mucho si Yusupov (que era gay)  había intentado que Rasputín  hubiera mantenido  una   aventura con el .

Lo que estaba  claro es que a Rasputín los hombres no le hacían ninguna gracia, y que Yusupov quería llamar la atención. Los ingleses ayudaron en lo suyo y tenían un agente en la zona para despachar al favorito de la zarina.

El 16 de diciembre Rasputín se presento para la fiesta,  le dieron a probar unos deliciosos pastelitos con cianuro. El monje se los comió y siguió hablando animadamente  ante el asombro de los comensales. Como  Rasputín no caía, le acercaron el vino que también tenía cianuro. Pero el siberiano se tomo un trago y siguió comiendo alegremente.





 
En San Pestesburgo se conserva el Pene de 
Rasputin hay expertos que dudan de su autenticidad. 
 
.
Yusupov,  decidió usar un método más expeditivo, saco una pistola y le metió un tiro. Rasputín por fin  “pillo”  la indirecta y salió corriendo ante el asombro de todos. En la calle le pegaron otros 2 tiros más, para que no hubiera  dudas,   arrojaron su cuerpo al rio Neva.

 
Todo parecía terminado por fin. Pero Rasputín salió de las aguas y durante unos segundos intento luchar por su vida, hasta que dejo de bracear y desapareció bajo las aguas.

Rasputín fue enterrado en enero de 1917  en el  palacio de Tsárskoye Seló, tras la revolución sus restos fueron desenterrados humillados y quemados en un bosque.





 
 El cuerpo de Rasputín tras sacarlo del rio
Neva, su profecia se cumplio y la familia real
fue asesinada en 1918.

  
 Si te ha gustado el articulo.  ¡Compartelo!